El AJD está de moda. Importante sentencia del Tribunal Supremo en la disolución de un condominio.

Disolución de condominio en escritura. Sujeción al AJD

En la extinción de un condominio, los excesos de adjudicación que se produzcan como consecuencia del carácter indivisible un bien, o porque desmerezca mucho por su división, cuando la compensación por el dueño que se adjudica el bien al otro que abandona la comunidad se realice en metálico, no se está ante un supuesto de tributación por la modalidad de Transmisiones Patrimoniales Onerosas .

Ahora bien, la escritura en que se documenta la disolución del condominio sí esta sujeta a Actos Jurídicos Documentados.

Descripción del conflicto

La cuestión que resuelve el Tribunal Supremo en su sentencia de 9 de Octubre de 2018, estriba en determinar si en una extinción de condominio sobre un bien inmueble, la base imponible del AJD se corresponde con el valor total de dicho bien o si, por el contrario, coincide con el valor del referido inmueble en la parte correspondiente al comunero cuya participación desaparece en virtud de tal operación.

Ejemplo: un matrimonio tienen en común únicamente un inmueble valorado en 100.000 € que será adjudicado al marido. El porcentaje de participación que ostenta cada uno de los cónyuges es de un 50%. Cuestión: la base imponible del AJD ¿debe ser de 50.000 o 100.000 €?

Sentencia Tribunal Supremo

Pues bien, para el Tribunal Supremo, la extinción del condominio, en este caso como consecuencia de la disolución de la sociedad de gananciales, con adjudicación a uno de los cónyuges de un bien indivisible física o jurídicamente, cuando previamente ya poseía un derecho sobre el mismo derivado de la comunidad en que participaba, puede ser objeto de gravamen bajo la modalidad de actos jurídicos documentados, siendo su base imponible la parte en el valor del referido inmueble correspondiente al comunero cuya participación desaparece.

Así pues, en el caso del ejemplo, el marido deberá tributar por AJD pero sólo sobre una base imponible de 50.000 € correspondiente a la parte proporcional que tenía la esposa en propiedad.

¿Y si ya tributó en el pasado por la totalidad?

Esta sentencia del TS es muy importante también para las personas que ya han tributado por la totalidad del valor bien objeto de la disolución de su comunidad, porque abre la posibilidad de reclamar, a través de un procedimiento de devolución de ingresos indebidos, el impuesto pagado en exceso, siempre que no haya transcurrido el plazo de prescripción (4 años desde que finalizó el plazo de presentación de la declaración).

 

Anuncios